Educadora especializada en adolescencia

Consultoría y formación

El deporte en la adolescencia…

… o por qué a algunas personas adolescentes les gusta el deporte y a otras no.

Esta semana despedimos a Kobe Bryant, un pedazo de deportista que debutó en la NBA en plena adolescencia. Ha sido una pena su pérdida, como la de cualquier persona que muere, y además tan joven.

El deporte fue su profesión y le dedicó casi toda su vida. Empezó su carrera en la adolescencia, como gran parte de las personas que se dedican profesionalmente al deporte y tuvo una trayectoria brillante y respetada. D.E.P.

Así que hoy aprovecho esta triste noticia para hablarte del deporte durante la adolescencia porque con este tipo de actividad física pasan varias cosas en esta etapa.

A las adolescentes de tu vida:

  1. puede que les guste el deporte, lo practiquen con ilusión y sostengan todo lo que conlleva porque están motivadas. Esto sería ideal.
  2. puede que les guste el deporte o no y que lo practiquen, pero con sufrimiento. 
  3. puede que no les guste el deporte pero que les guste otro tipo de actividad física
  4. puede que antes les gustase practicar un deporte en concreto y ahora quieran dejarlo o cambiar. 

Las tres últimas opciones pueden generar conflictos en la familia. Es así porque normalmente las personas adultas nos enfocamos en que:

  1. tienen que practicar deporte sí o sí porque lo hemos leído, nos lo han dicho, lo creemos así por cualquier motivo.
  2. si llevan X años practicando un deporte resulta impensable que lo dejen ahora o que cambien. Me soléis decir cosas como: “No nos hemos dejado los higadillos acompañándolas a partidos, competiciones, etc., por no hablar del coste económico, para que ahora echen por la borda todo ese esfuerzo”. 
  3. queremos que generen hábitos de vida saludables (que a nosotras muchas veces nos cuesta mantener) porque suponemos que les irá genial para su vida adulta. 

“El deporte no es la única opción para realizar actividad física”.

Sabemos que el deporte es una oportunidad maravillosa para:

  1. cuidar nuestra salud física
  2. cuidar nuestra salud mental y emocional (conseguir una buena autoestima, aprender a tolerar la frustración, canalizar la rabia, etc.). 
  3. favorecer nuestra socialización
  4. desarrollar competencias necesarias para el trabajo en equipo.

Y claro, sin intención (sin culpas ni dramas, recuerda), muchas veces nos olvidamos de que todos esos beneficios solo se producen si el deporte que se practica nos gusta y nos sentimos bien practicándolo (antes, durante y después).

Si existe algún tipo de sufrimiento para la persona adolescente antes, durante o después de la práctica de la actividad deportiva no estaremos aprovechando todo su potencial y el estrés sostenido puede provocarle consecuencias desagradables. 

Si tenemos bien presentes los 10 mandamientos de la adolescencia rápidamente podremos entender por qué algunas personas adolescentes no se sienten a gusto:

  1. realizando deporte. Están descubriendo su cuerpo con el que todavía no se sienten cómodas; quizá no se sientan a gusto con las personas que forman parte del entorno en el que lo practican; quizá estén cansadas porque los horarios académicos no respetan su ritmo de sueño y no sobrellevan bien los madrugones para asistir a las competiciones o los horarios de los entrenos, etc. No es fácil para algunas personas en este momento de su ciclo vital enfrentarse a un contexto competitivo que expone su cuerpo y requiere de compromisos que quizá aún no pueden sostener.
  2. realizando un deporte en concreto y prefieran otro tipo de actividad física. Si practican un deporte concreto por un motivo que no incluye la elección propia, existe la posibilidad de que no les guste, aunque puede que haya otro tipo de deporte o actividad física que les motive. 
  3. realizando el mismo deporte de siempre. Si siempre han practicado un deporte en concreto que en el pasado les motivaba y de repente te comunican que no quieren practicarlo más, quizá eso solo signifique que necesitan probar otras cosas, por eso de la exploración de la identidad (quinto mandamiento de la adolescencia). O quizá pase alguna otra cosa que las preocupe y haya que explorar por ahí para descubrir qué es y poderlas acompañar bien.

“La clave es que cada adolescente escoja el tipo de actividad física que le gustaría practicar”.

Conviene tener en cuenta que el deporte no es la única actividad física que nos puede proporcionar bienestar, salud y todo lo que te he comentado antes.

Actividades como las artes marciales, la danza, el yoga, la escalada, el senderismo, el skate, los juegos al aire libre, etc., también son grandes opciones para las personas adolescentes de nuestras vidas.

Si intentas promover un estilo de vida saludable para ellas, no olvides que el deporte no es el único tipo de actividad física que pueden realizar.  Quizá no se sientan a gusto con la competición o cualquier otro aspecto del deporte, pero al probar otros tipos de actividad física disfruten y lo hagan con gran motivación. Se trata de descubrir cuál las mueve más.

Si realizan un deporte (que implica exposición pública, competición, un alto nivel de compromiso que las obliga a madrugar muchas veces, emociones intensas, trabajo en equipo de gran exigencia en ocasiones, etc.) asegúrate de que lo hacen motivadas. De que les gusta. De que lo hacen por ellas y no por nadie más.

Aquí te dejo una esclarecedora información de la OMS para que aprendas de una fuente fiable la diferencia entre actividad física y deporte, así como algunas consideraciones con respecto a la actividad física según la edad que tengan las personas adolescentes de tu vida. 

Y acuérdate de que el ejemplo educa, así que si quieres que practiquen algún tipo de actividad física y tú ya lo haces, tienes mucho terreno ganado. En mi Instagram te cuento mi propia experiencia.  

Déjame un comentario si te apetece, estaré encantada de conocer tu opinión 😍.  

Si quieres recibir los artículos y otras novedades en tu correo, puedes suscribirte a mi newsletter 😊

Foto libre de derechos de Pixabay.

12 comentarios en “El deporte en la adolescencia…”

  1. Hola, me encantan tus artículos.
    Como te he comentado por Instagram mi hija ha decidido dejar baile. Lleva desde los 3 años y tiene 13. Por un lado le tenía que dedicar 4 horas semanales y ya se le hace mucho tiempo y esfuerzo. Por otro lado quiere explorar otro tipo de actividad física. Creo que se va a decantar por algo tipo boxeo, pero aún tenemos que mirar opciones. A mi me ha dado mucha pena que deje el baile, pero ella lo tenía claro y me dijo “a lo mejor a ti te gusta ir a verme bailar, pero a mi ya no me hace feliz ir a baile”

    Responder
    • Hola guapa,
      Me parece fantástico que os podáis comunicar así de bien y que le des espacio para que escoja lo que más le apetece probar. Si ha podido expresarte que no le hace feliz bailar, es una maravilla. Un abrazo ❤️

      Responder
  2. Mi hijo mayor juega a futbol desde los 5,y ahora con 15 se está planteando cambiar al basquet. De momento esta terminando la temporada con su equipo,porque le gusta también y lo disfruta,y está valorando y pensar si hacer ese cambio o no. Yo creo que si yo le hubiera negado o me hubiera opuesto a ello,ya se habría decidido,solo por llevar la contraria,pero de este modo,lo está pensando mejor.

    Responder
  3. Hola, mi hija juega balonmano, ya hace 5 años. Ahora por historias entre las niñas, que tienen unos 14 años, tampoco quiere seguir.
    Nos da muchísima pena porque sabemos que le gusta, pero el entorno no la hace sentirse agusto. Abandonó hace ya un par de meses y dice que, si, quiere seguir pero en otro sitio. Y a la misma vez tampoco está segura 😕 no sabemos que decirle ni que aconsejarle 🤷

    Responder
    • Hola Maribel, bienvenida y encantada de conocerte. Es habitual en esta etapa lo que cuentas. Además, entre los 14 y los 16 años se suele producir un cambio significativo en la conducta de las personas adolescentes. Para ayudarla os recomiendo que os informéis bien de las características de la etapa por la que está pasando y que, si ella misma ha manifestado que quiere probar en otro sitio, la ayudéis a buscarlo y la animéis a probarlo. Si todavía sigue incómoda en el sitio nuevo, hay que ver si le sucede algo más, si hay algo más que la preocupa o que le esté pasando. Un abrazo.

      Responder
  4. Hola Sara,
    Mi hija tb ha dejado el basket, que practicaba hace muchos años, ya va a cumplir 16.
    El problema es que no quiere hacer ningún tipo de actividad, le he dado todas las opciones, danza, caminar, montaña, tenis, natación … lo que ella quiera pero dice que no, que no quiere hacer nada, no tiene tiempo y no es su prioridad. Pero consideramos que es algo esencial, y además sino lo unico que hace es mirar el mvl y series en ipad. Estamos un poco desesperados help!!!!

    Responder
    • Hola guapa, como comento en el artículo, es algo que suele pasar. ¿Sabes por qué ha decidido dejar el básket? ¿Sabes por qué ha decidido no realizar ninguna actividad física? Puede que haya algún motivo o puede que no, pero no estaría de más explorarlo. Observa si ha cambiado alguna conducta en relación a su cuerpo (forma de vestir, alimentación, etc.). Puede que no sea nada, pero siempre que hay un cambio de conducta conviene explorar qué lo ha provocado, a qué responde. Puede que sencillamente no quiera y prefiera otro tipo de actividad que no implique lo físico, pero por si las moscas, yo exploraría, porque también puede ser una decisión motivada por lo que comento en el artículo. Si no me equivoco, nos veremos en el taller de Tarragona. Allí hablaremos de todas estas cosas. Un abrazo guapa!

      Responder
  5. Hola.. mi hija de 18 años lleva una vida muy sedentaria desde ya hace dos o tres.no quiere realizar ningún tipo de ejercicio físico. Cuando era más pequeña ha practicado, equitación, ballet danza moderna…
    Yo le trato de explicar a ella que la actividad física es muy importante no solo para el cuerpo sino para la mente.
    Le he propuesto que haga yoga,mindfulness, Pilates…..
    Pero nada le encaja.realmente yo creo que lo que ocurre es que no quiere.
    yo lo que observo desde hace unos meses en ya ha salido a estudiar fuera de casa es que ha engordado bastante. Y me preocupa. Por qué no es una gordura excesivamente importante pero claramente producida por la falta de ejercicio….se pasa muchas horas tumbada viendo series comiendo chucherías….
    Es cierto que casi con toda seguridad está pasando por un mal momento en el que se hace muchas preguntas tiene muchas dudas con respecto a su futuro pero a mí me preocupa especialmente porque no se deja aconsejar y se pone a la defensiva en cuanto intentas hablar con ella de algo importante.
    Realmente no sé como abordarla.
    Es una persona a la que le cuesta expresar sus sentimientos sus emociones…. Es muy brusca en sus contestaciones.
    en definitiva me preocupa bastante como me imagino que a todas las madres sus hijas.

    Responder
    • Hola María, bienvenida. El tema está en explorar por qué motivo no quiere realizar la actividad, como cuento en el artículo. Te recomiendo que te leas los 1o mandamientos de la adolescencia haciendo clic en este enlace
      https://www.saradesireeruiz.com/category/reflexiones/
      En esos artículos te explico por qué suceden las cosas que suceden en la adolescencia y que me comentas aquí que también observas en tu hija. También te recomiendo mucho que, si puedes, te apuntes a uno de mis talleres. Es muy importante entender esta etapa para acompañarla bien. Un abrazo grande!

      Responder

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sara Ruiz Jiménez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Cdmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver más información sobre esto en el enlace. Si continuas navegando, estás aceptándolas.    Ver más
Privacidad