Educadora especializada en adolescencia

Consultoría y formación

La adolescencia es inconstante…

… o por qué las personas adolescentes cambian y mudan constantemente.

Quizá te suene eso de que un día visten de una forma y al otro visten de otra. De que un día escuchan una música y al otro, otra completamente diferente. Eso de que un día descubres su orientación sexual y no es la que esperabas. Eso de que un día aparecen con el pelo teñido de rosa.

Todos esos cambios se deben a que la adolescencia es el momento en el que las personas empezamos a definir nuestra identidad. Para ello, hay que explorar. Hay que buscar. Hay que probar. 

Las personas adolescentes de tu entorno están construyéndose en este mismo momento. Están explorando. Están buscándose. Están identificándose para comprenderse y para relacionarse con el mundo. Para pertenecer a algún lugar, porque todas necesitamos pertenecer a algún lugar, y para alcanzar la vida adulta siendo ellas mismas, con seguridad, autoestima e independencia.

La adolescencia es el momento de descubrimiento de la identidad en toda su magnitud y en lo referente a todas las áreas de la vida. Es crucial que una tarea tan importante no sea malinterpretada, ignorada o criticada.

Estamos ante el mayor momento de exploración creativa del ciclo vital, en el que se produce uno de los procesos más complejos: descubrir, decidir y mostrarle al mundo quiénes somos.

“Explorar nuestras preferencias durante la adolescencia es esencial para definir nuestra identidad”.

Estos años tendrán un gran impacto en la vida adulta de las personas adolescentes de nuestra vida por muchos motivos, pero, sin duda, uno de los más importantes es el acompañamiento que hayan recibido con relación al descubrimiento de su identidad. 

Lo que marcará la diferencia es cómo las hayamos acompañado cuando hayan cambiado de color de pelo, cuando hayan variado sus preferencias musicales o su forma de vestir, cuando hayan descubierto su orientación sexual, la vocación que sienten o las personas de las que les gusta rodearse. 

Si las hemos acompañado adecuadamente, todos esos cambios formarán parte de su proceso de hacerse adultas y las experiencias que hayan vivido relacionadas con la formación de su identidad se habrán integrado para hacerlas más capaces de alcanzar la edad adulta con autonomía.

Durante esta etapa, es recomendable que las personas adultas integremos de forma amable los cambios que se van produciendo en las personas adolescentes de nuestro entorno. No siempre es fácil, pero es realmente importante mostrar nuestro apoyo a su búsqueda, aunque muchas de sus opciones no nos parezcan las adecuadas. 

Acompañarlas de forma prudente te ayudará a entender que es natural buscar y explorar en relación a su cuerpo, a sus preferencias sexuales, a su identificación de género, a sus amistades, a sus actividades de ocio, etc.

Afrontar de forma positiva y naturalizar esos momentos de cambio que a menudo pueden generar conflictos en la familia, te ayudará a acompañar a las personas adolescentes de tu vida hacia una vida adulta plena, consciente y feliz.

Puedes ESCUCHAR mi artículo AQUÍ

Déjame un comentario si te apetece, estaré encantada de conocer tu opinión 😍.  

Si quieres recibir los artículos y otras novedades en tu correo, puedes suscribirte a mi newsletter 😊

4 comentarios en “La adolescencia es inconstante…”

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sara Ruiz Jiménez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Cdmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver más información sobre esto en el enlace. Si continuas navegando, estás aceptándolas.    Ver más
Privacidad