Educadora especializada en adolescencia

Consultoría y formación

Los videojuegos son buenos…

… si conoces su uso, identificas su abuso, entiendes su valor educativo y aprendes a utilizar todo su potencial.

Como ya sabrás, los videojuegos y el tiempo que las personas adolescentes les dedican son temas recurrentes para las familias y suelen ser fuente de conflictos en el hogar. Hace mucho tiempo que tenía ganas de escribir algo sobre esto porque me lo encuentro a menudo en consulta y lo he visto durante los 21 años que he trabajado con adolescentes. 

En este artículo encontrarás orientación para:

  • conocer el mundo de los videojuegos e identificar los contenidos poco recomendables.
  • determinar si las personas adolescentes de tu vida pueden estar desarrollando una adicción a los videojuegos.
  • conocer lo que necesitas para usarlos a favor en la tarea educativa con las adolescentes de tu vida. 

Voy a ir al grano porque el tema da para mucho. Ponte cómoda 😅

En mi experiencia, las familias suelen crearse una opinión negativa de los videojuegos porque:

  • desconocen los tipos de videojuegos que existen, su cultura y su historia.
  • desconocen los síntomas que pueden indicar una psicopatología, es decir, una posible adicción (no diferencian entre uso excesivo y abuso) y/o no saben dónde acudir si sospechan que puede existir una adicción. 
  • desconocen el valor educativo de los videojuegos, es decir, qué puede aportar al desarrollo de las personas adolescentes y a su educación pasar tiempo jugándolos.
  • desconocen cómo utilizarlos para que sumen al desarrollo de las personas adolescentes y no se conviertan en un obstáculo para su transición a la vida adulta. 

Lo que suele impedir que las familias se acerquen a los videojuegos es, principalmente, el miedo. Es habitual que prohíban sistemáticamente su uso por miedo a que:

  • se enganchen y se vuelvan adictas.
  • dejen de lado sus tareas académicas y su rendimiento escolar baje.
  • se vuelvan violentas y hagan daño a alguien o a sí mismas. 
  • dejen de lado su vida social y se queden sin amistades. 
  • descuiden la alimentación, el ejercicio y enfermen.

Pues bien, tengo que decirte que en todos los años que llevo trabajando con adolescentes, que son bastantes, he conocido a pocas que se hayan enganchado hasta el punto de desarrollar una psicopatología. Esto es una buena noticia, aunque no hay que bajar la guardia. Recuerda, sin culpas ni dramas, con responsabilidad 😊.

Empecemos por el principio y luego hablamos de las adicciones.

¿Qué tipos de videojuegos existen?

En este vídeo te presento José Altozano, alias “Dayo”, una persona experta en videojuegos, por si no la conoces, que tiene un canal de Youtube muy popular (Dayo Script) con todo tipo de vídeos sobre videojuegos, piérdete por su canal, hay mucha info.

Para adentrarte en el mundo de los videojuegos este vídeo está muy bien. Dura media hora y, cuando te habitúas al lenguaje (paciencia al principio), resulta una persona súper interesante, creativa, fantástica comunicadora y que sabe horrores de lo que habla. A mí me cae genial. 

En el vídeo hay recomendaciones de varios videojuegos para que veas la cantidad de estilos que hay. Verás que no todos tienen la violencia como tema principal y que son súper artísticos, creativos y educativos. Al final de vídeo recomienda libros que hablan de la historia de los videojuegos, etc., por si os interesa ir más allá e informaros adecuadamente.

¿Por qué son buenos los videojuegos para las personas adolescentes?

Los videojuegos son buenos para las adolescentes porque:

  • se ponen en marcha procesos coginitivos relacionados con la toma de decisiones, la atención, la memoria, la percepción, la orientación, el lenguaje o la resolución de conflictos. 
  • se plantean situaciones que las ayudan a entender y desarrollar la asertividad  y la empatía. 
  • se plantean situaciones que las ayudan a conocer y entender las emociones.
  • facilitan la socialización. Les permiten reforzar las relaciones que ya tienen y conocer a personas nuevas. Con esto último hay que vigilar, en mis conferencias y talleres os cuento, entre otros, los riesgos que hay con esto. No me voy a extender aquí que si no el artículo se hará eterno. Sorry 😇.
  • les generan gran satisfacción y su cerebro necesita la motivación por la recompensa que suponen las experiencias que plantea el juego.
  • se desarrollan la imaginación y la creatividad. 
  • te permiten observar cómo reaccionan ante la frustración y diseñar pautas educativas para mejorar su nivel de tolerancia a la frustración.
  • te permiten conocer sus amistades, observar cómo se relacionan con ellas y diseñar pautas educativas para ayudarlas a gestionar sus relaciones.
  • te permiten observar sus procesos cognitivos y diseñar pautas educativas para ayudarlas a mejorarlos.
  • te permiten observar su reacción ante las distintas situaciones y acompañarlas a gestionar las emociones que les provocan.

Ya ves que si das la espalda a los videojuegos dejas escapar una maravillosa posibilidad de acercarte, conocer y acompañar a las personas adolescentes de tu vida. Eso no quiere decir que todo valga y que puedan dedicar todas las horas del día a jugar, de cualquier forma y sin ningún tipo de supervisión. Quiere decir que, si sabes utilizarlos, los videojuegos suponen una gran herramienta en la tarea de educar y acompañar a las personas adolescentes de tu vida. Solo tienes que ponerle voluntad y aprender a hacerlo. Además, ¡son muy divertidos! No pierdes nada por intentarlo, ¿no? 

¿Cómo puedes detectar una posible adicción a los videojuegos?

Primero debemos diferenciar entre hacer un uso excesivo de los videojuegos y experimentar una adicción a los videojuegos. La diferencia está en el nivel de interferencia que generan los videojuegos en la vida de la persona (y esto es aplicable a cualquier sustancia, circunstancia y/u objeto de adicción). Si los videojuegos modifican radicalmente la cotidianidad de la persona e impiden que realice las tareas necesarias para su desarrollo estás ante una posible adicción. Ante la sospecha, acude rápidamente a una profesional especializada.

En el caso de las personas adolescentes, debes observar que haga lo siguiente con normalidad:

  • socializar, es decir, hablar con la familia, con sus amistades y quedar con ellas.
  • salir de casa para asistir al instituto, realizar actividades de ocio y/o actividades extraescolares. 
  • cuidar la higiene (la autoimagen, como te explico en otro de mis artículos, es vital en esta etapa y descuidarla no indica nada bueno).
  • atender la alimentación (lanzarse al consumo excesivo de comida rápida y nada saludable o consumir bebidas energéticas en abundancia es signo de alerta). 

Debes preocuparte si:

  • no se cumplen los cuatro puntos anteriores. Los cuatro. Evidentemente habrá que analizar la situación si no se cumple alguno de ello, pero eso no querrá decir que no encontremos necesariamente ante una adicción. Si la adolescente deja de socializar, de relacionarse con la familia o con sus amistades, de salir de casa para atender a sus obligaciones o para realizar actividades en su tiempo libre, si detectas que ha dejado de cuidar su forma de vestir o ha descuidado su higiene o si come a deshoras, comida rápida y procesada y abusa de las bebidas energéticas, ahí tenemos una posible adicción a los videojuegos si se suman los siguientes puntos. Si no se suman los siguientes, estos pueden ser síntomas de otras circunstancias que también conviene investigar.
  • los videojuegos forman todo su mundo. Si solo se preocupan de los videojuegos olvidando el resto de las áreas de su vida. Si solo habla de videojuegos, solo juega a videojuegos en su tiempo libre, etc. Aquí hay que vigilar y distinguir entre si tenemos delante a una persona virtuosa de los videojuegos, que las hay y ganan mucho dinero a edades tempranas (son las estrellas de los esports, deportes electrónicos, las “Messi” de los deportes electrónicos, vaya). Estas personas juegan muchas horas pero no son adictas a menos que se cumplan estos puntos. La línea es muy delgada pero las estrellas de los videojuegos siguen comiendo, durmiendo y sociabilizando al nivel que les permite su dedicación a lo que ya es para ellas su oficio. Esto existe, si las personas adolescentes de tu vida son buenas en esto, puede ser una salida profesional como cualquier otra. 
  • detectas cambios de conducta que tienen que ver con una euforia desajustada por el hecho de estar jugando cuando están jugando y solo cuando están jugando. Suelen mostrar un nivel de excitación superior al que muestran realizando cualquier otra actividad y que no han mostrado antes.  
  • cuando no están jugando se muestran irritables, malhumoradas, ansiosas y repiten que quieren jugar con frecuencia o manifiestan que quieren acabar con la actividad que sea que están realizando para jugar. 

¿Cómo puedes aprovechar el potencial de los videojuegos para educar a las personas adolescentes de tu vida?

Existen muchas estrategias que te permiten acompañar a las personas adolescentes de tu vida en el uso de los videojuegos, las puedes aprender en mis conferencias.

Para cualquiera de ellas no te puede faltar:

  • información sobre la materia (ya hemos hablado de esto antes).
  • motivación para entrar en el juego y pasarlo bien.
  • tener claros los objetivos que quieres conseguir utilizando los videojuegos como herramienta educativa.

Te será útil, entre otras muchas cosas:

  • habilitar un espacio en casa para el juego donde puedan reunirse con sus amistades.
  • interesarte por los juegos que les interesan.
  • comprar juntas los juegos que jugaréis juntas y los que jugará con sus amistades.

Etc., porque hay muchísimas estrategias más que puedes utilizar para que este tema no suponga una pesadilla y se convierta en cómplice de la relación educativa con las personas adolescentes de tu vida. 

¿Cómo y cuándo poner límite al uso de los videojuegos?

Siempre recomiendo establecer los límites en relación al uso de los videojuegos en el mismo momento en el que tengas conocimiento de que le generan interés. Aprender a negociar bien los límites es una de las bases del método del Acompañamiento Prudente.

También recomiendo que seas tú quien las acerque al mundo del uso responsable de los viedeojuegos en un entorno familiar, con naturalidad y con responsabilidad. ¿Quién mejor que tú para acompañarlas desde el principio?

Hay formas de hacerlo que pueden facilitarte la tarea y hacer que la experiencia educativa suponga una oportunidad de crecimiento mutua, así como el fortalecimiento de vuestra relación. 

Todo lo que cuento aquí lo he visto con mis propios ojos en mi práctica profesional un día tras otro y doy fe de que se pueden integrar los videojuegos en la vida cotidiana de las personas adolescentes sin que esto suponga discutir constantemente. Si quieres, puedes aprender cómo acompañarlas para que generen un criterio propio en el uso de los videojuegos, para que organicen su tiempo entre las tareas académicas y el juego y para prevenir las adicciones.  

De todas estas cosas y más, hablamos en mis conferencias online porque a educar se aprende, sin culpas ni dramas, con responsabilidad, y vale la pena el esfuerzo si el objetivo es una vida adulta sana y lo más satisfactoria posible. 

Recuerda que puedes seguirme en Instagram, donde estoy muy activa y propongo cositas para que sigas aprendiendo.

Déjame un comentario si te apetece, estaré encantada de leerte 😍. También puedes compartir el artículo para que la información llegue a más personas. 

Si te gusta mi trabajo en redes y quieres apoyarlo para ayudarme a hacerlo sostenible, puedes hacerlo de diferentes formas haciendo clic aquí

Si quieres recibir los artículos y otras novedades en tu correo, puedes suscribirte a mi newsletter 😊

7 comentarios en “Los videojuegos son buenos…”

  1. Muy buenos puntos. Muchos los conocíamos porque el papá y yo hemos jugado muchísimo cuando éramos jóvenes. La parte más interesante, la de cuándo preocuparse… Creo que es la más complicada.

    El tema de los límites, siempre es complicado, ya que cada quien te da unas pautas. Algunas más flexibles y otras muy estrcitas… Me han dicho que máximo media hora diaria. Pero a ver, entre semana no solemos jugar a nada, e intentamos hacer otras actividades. Y toda persona que ha jugado a videojuegos sabe que en media hora no se hace nada XD

    Responder
    • Hola Taisa, los límites los marca cada familia. Si vosotras sois gamers lo mejor es que os baséis en vuestra experiencia para poner los límites. Como siempre, os recomiendo que los negociéis con ella. En este momento que nos ha tocado vivir los videojuegos, si os gusta jugar, os pueden ayudar mucho. Un abrazo grande!!

      Responder
  2. Hola Sara un placer, te escribo desde Caracas-Venezuela ; recientemente más o menos 1 mes o más, empecé a seguirte en Instagram y me ha gustado mucho todos los típs y recomendaciones que nos da con respecto a tener un adolescente en casa, muchas gracias. Me encanto mucho este artículo de los videos juegos, ya que en esta situación inédita que estamos viviendo donde nuestros adolescentes están más encerrados y más aún en países como el nuestro que en mi caso es Venezuela, suele ser muy difícil ver de qué manera podemos ayudar que ellos sigan socializando, hasta el punto de socializar poco con su entorno familiar en casa. Ya que aquí son más las restricciones por la situación pais. En mi caso tengo un adolescente de 15años, donde los juegos han perjudicado su rendimiento académico, sueño, socializar en el entorno familiar y ha estado más irritable. Aquí ya comienzan clases virtuales, un cambio que aquí no hA sido fácil por la cantidad de actividades académicas que envían. Y en estas vacaciones en casa; lo hemos dejado que jugará en cualquier horario y sus amigos jugaban en los mismos horarios más nocturnos. Ahorita es que estamos limitando los horarios nocturnos, ya que comienza clases y no queremos que vuelva influir en sus actividades académicas. Poner límites en los videos juegos a veces no es sencillo, tú crees que mi hijo ya ha creado una conducta adictiva con los aspectos antes mencionados? Y si es así, que recomendaciones puedes darnos que podamos hacer los padres a parte de la ayuda profesional, que siempre la hemos tenido, pero por la situación en este momento no. Agradezco mucho todas las recomendaciones que nos das. Un gran abrazo.

    Responder
    • Hola preciosa, con la situación provocada por la pandemia, muchas adolescentes se han centrado en su vida online. Lo que le ha pasado a tu hijo ha sido habitual en muchas familias. Si su vida solo girase entorno a los videojuegos, hubiese descuidado su higiene, no hiciese nada más en todo el día, solo quisiese jugar y reaccionase agresivamente o le generase ansiedad todo lo que implicase alejarlo de los videojuegos, etc., habría motivo para buscar ayuda profesional. No sé si en vuestro caso se dan todos estos indicadores, pero lo que os recomiendo de entrada es empezar a consensuar con él las nuevas rutinas ahora que la situación ha cambiado. Es complicado explicarlo por aquí con detalle, pero lo importante es que podáis implicarlo en la organización de esta nueva etapa que comienza. Que él decida la dedicación que quiere darle a los videojuegos y a las tareas académicas, además de al resto de actividades y que la negociéis con él para que estén equilibradas. Siempre intentando que él discurra y reflexione sobre las diferentes dedicaciones, sobre el esfuerzo que le puede llevar realizar unas y otras tareas, etc. Como te digo, es importante que primero veáis si se cumplen los indicadores para hablar de adicción, y que después podáis consensuar/negociar unas rutinas de dedicación para las tareas. Dependiendo de la persona adolescente de la que estemos hablando, se cederá mayor o menor control sobre cada una de las actividades. Espero haberte arrojado un poco de luz porque, como te digo, es complicado por este medio, las redes sociales tienen sus limitaciones. Un abrazo enorme para Venezuela.

      Responder

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sara Ruiz Jiménez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Cdmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver más información sobre esto en el enlace. Si continuas navegando, estás aceptándolas.    Ver más
Privacidad